CLAUDIA LARS

 
 Margarita del Carmen Brannon Vega, poetisa salvadoreña, conocida por su seudónimo CLAUDIA LARS, naciò en la ciudad de   Armenia, departamento de Sonsonate, el 20 de diciembre de 1899, (San Salvador, 22 de julio de 1974).   Su obra es considerada de un depurado lirismo y dominio de la métrica*.
Sus padres fueron el irlandés Peter Patrick Brannon y la salvadoreña Carmen Vega Zelayandía. Durante su infancia fue amiga de  Consuelo Suncín, quien fuè esposa  de  Antoine de Saint-Exupéry.   Inició su educación en su propio hogar y posteriormente estudió en el Colegio La Asunción de la ciudad de Santa Ana.   En su adolescencia, y gracias al general Juan José Cañas, logró que un cuadernillo de poemas de su autoría fuera publicado con el nombre Tristes Mirajes.    Asimismo, inició una relación sentimental con el poeta nicaragüense Salomón de la Selva en 1919, pero sus padres rompieron la relación y mandaron a la joven hacia Estados Unidos donde conoció a Leroy Beers, su primer esposo.   En este país enseñó castellano en la Escuela Berlitz de Brooklyn.
Entre el volcán y el mar nació la niña de este libro: el volcán de sus abuelos morenos; el mar de sus abuelos blancos. Nacer y crecer en una costa tan aromada y dulce, entre yerbas, frutos y pájaros de mil colores, es recibir desde la cuna maravillosos dones de belleza.   “En el valle natal mi corazón se fue abriendo como una flor gozosa, y su raíz de sangre y arrobamiento se anudó, con fuerza oculta y permanente, al seno acogedor de la madre tierra”.
Claudia Lars, Tierra de Infancia.
Viajes y publicaciones.
Brannon regresó a El Salvador junto a su esposo en 1927, al haber sido nombrado cónsul de Estados Unidos, y ese mismo año diò a luz a su único hijo Leroy Beers Brannon.   Al mismo tiempo, departió con los intelectuales de la época, entre ellos: Salarrué, Alberto Guerra Trigueros, Serafín Quiteño y Alberto Masferrer.  En 1933 comenzó a usar el seudónimo Claudia Lars. Publicó el libro Estrellas en el Pozo en 1934 y también participó en programas líricos radiofónicos para público infantil. De igual manera, colaboró en la Página de los Niños de  El Diario de Hoy.   En este tiempo se le atribuye haber iniciado un afecto por el escritor Salarrué, el cual no prosperó por los compromisos familiares de este último.
 A  inicios  de  la  siguiente década   (1941),   Claudia Lars obtuvo 
el segundo lugar en los Juegos Florales de la Feria Novembrina en Guatemala  gracias a su obra Sonetos del Arcángel.  También serían publicadas algunas de sus creaciones como La Casa de Vidrio (Santiago de Chile, 1942),  Romances de Norte y Sur (1946), Sonetos y Ciudad bajo mi voz (1947). Fuè ganadora del certamen conmemorativo del IV Centenario del título de Ciudad de San Salvador. En  1948,  Lars, como agregada cultural de la embajada de El Salvador, partió hacia Guatemala  donde conoció a su segundo esposo Carlos Samayoa Chinchilla, de quien se divorciaría en 1967.   Sin embargo,  antes de  contraer nupcias,  llevó una  vida  agitada en la que trabajó empacando duraznos en Estados Unidos, traduciendo historietas para Walt Disney y colaborando para periódicos antifascistas salvadoreños.
De regreso a El Salvador, trabajó en el Departamento Editorial del Ministerio de Cultura (actual Dirección de Publicaciones e Impresos), donde dirigió la revista Cultura. Publicaciones de esta época fueron: Donde llegan los Pasos (1953), Escuela de Pájaros (1955), Fábula de una Verdad (1959) y las memorias Tierra de Infancia.
Otras obras suyas resultaron galardonadas en los años siguientes, tales como: Sobre el Àngel y el Hombre, segundo lugar del Certamen Nacional de Cultura de 1962 y Del fino Amanecer, primer premio compartido de los Juegos Florales de Quezaltenango en 1965.   Asimismo, una recopilación de su obra fue elaborada por Matilde Elena López con el nombre Obras Escogidas.   Antes de su muerte obtuvo un doctorado Honoris Causa de  Universidad Centroamericana José Simeón Cañas,, siendo además distinguida con *la Orden José Matías Delgado.
De manera póstuma sería divulgada Poesía Ûltima, impresa por la Editorial Universitaria, y también David Escobar Galindo elaboró Sus Mejores Poemas, editada por la Dirección de Publicaciones en 1976.   En 1999, en conmemoración del centenario de su nacimiento, el Consejo Nacional para la Cultura y el Arte publicó dos volúmenes de su Poesía Completa, recopilada por Carmen González Huguet.
Algunas obras:
Estrellas en el Pozo, (1934).
Romances de Norte y Sur, (1946).
Donde Llegan los Pasos, (1953).
Fábula de una Verdad, (1959).
Tierra de Infancia, (1959).
Presencia en el Tiempo, (1960).
Girasol, (1961).
Sobre el Àngel y el Hombre, (1962).
Del fino Amanecer, (1964).                                                                                                                        
Nuestro pulsante mundo (apuntes sobre una nueva edad), (1969).
Claudia Lars
Saltar a: navegación, búsqueda
Claudia Lars
Nacimiento: 20 de diciembre de 1899
Flag of El Salvador.svg Armenia, El Salvador
Defunción: 22 de julio de 1974
Flag of El Salvador.svg San Salvador, El Salvador
Ocupación: servidora pública
Nacionalidad: salvadoreña
Período: Siglo XX
Género: poesía
Premios: Orden Nacional José Matías Delgado
 source Wikipedia (español) http://es.wikipedia.org/wiki/Claudia_Lars
 Book Rags http://www.bookrags.com/biography/claudia-lars-dlb/
 A Media Vos .com  http://amediavoz.com/lars.htm
 You Tube vídeos  cortesía de AudiovisualesUCA
Historia, Desarrollo,  Escrito e investigado por: Maximiliano Navas 
Este articulo aun no ha sido editado….
metrica*
Dentro de la poesía, la métrica se ocupa de la formación rítmica de un poema. Cuando se trata de prosa, se trata de prosa rítmica. El estudio métrico comprende tres partes fundamentales: el verso, la estrofa y el poema. La métrica también es la cantidad de sílabas en las que se divide un verso.
 
* La Orden Nacional José Matías Delgado es una condecoración otorgada por la República de El Salvador  a Jefes de Estado y ciudadanos salvadoreños o extranjeros, que se distingan por eminentes servicios prestados al país, por virtudes cívicas extraordinarias o de carácter humanitario, científico, literario o artístico, en el grado que,  a juicio de un Consejo de la Orden, corresponda al homenajeado.